por / jueves, agosto 22, 2013 / No comments / , ,

Crónica de una presentación con pequeños cambios

Madmen

Esta semana nos tocó presentar para uno de nuestros clientes, la campaña publicitaria del próximo año, como ustedes saben, es importante tenerla lista a mitad de año para que les de tiempo a todas las áreas a preparar su material para el lanzamiento. Por lo que la presentación debe de ser ya y aún así vamos atrasados.

Cuando vas a presentar, es una lindura, se acomodan todas las piezas para que la presentación sea un éxito, hay quien se encarga de que la mesa de juntas esté preparada con todo lo necesario, hojas de notas, lápices, bolígrafos, obvio todo esto brandeado con el nombre de la agencia, prueban que funcione el proyector, aunque en este caso ya es una gran pantalla plana, en la que luce mejor la presentación, antes con los proyectores, había cosas que no se veían o colores que no se marcaban, por lo que esto de las pantallas es un aliviane, en fin, todo se prepara para que el cliente este cómodo y no necesite nada, por supuesto hay agua, refresco, café, con galletas, botana y fruta para la elección del cliente.

Llega el cliente con todo el comité, que en promedio son de 3 a 5 personas, a veces es bueno, por que si enganchas con todos ya la hiciste, otras veces, si no enganchas con uno, puede ser sujeto de polémica, en este caso, eran 3, de VP de mercadotecnia, jefe de mercadotecnia y supervisor de mercadotecnia. Todos nos conocíamos de una u otra forma, pero nos volvimos a presentar, fulanito de tal, director de cuentas, fulanita de tal, directora de arte y así sucesivamente.

Inicia la presentación de nuestra gran campaña, todo estructurado, primero la paja que muchos echamos para aflojar el músculo, objetivos, de donde venimos, lo que creemos del consumidor, lo cual nos engancha a este concepto creativo, y taraaaaan: Se presenta el concepto creativo, y antes de que digan algo, se presenta el primer visual, para que ya vean todo completo y como baja el concepto creativo, ves rostros sonrientes por parte de tu agencia, rostros reflexivos por parte del cliente, todo marcha bien, hasta que el cliente hace unos ligeros ajustes "Me gusta el concepto, me encanta, tiene lo que buscamos, pero que tal que en lugar de decir <Aquí te queremos> diga <Aquí te entendemos>, así reflejamos la parte del expertise de nuestra compañía" Estaba por responder, cuando en ese momento, entra el director de cuentas, aclarando que le parece buena idea, pero recomienda que se termine la presentación, así le seguimos hasta terminar la presentación.

La campaña fue de satisfacción del cliente, especialmente del VP, preguntaba al gerente y al supervisor, pero al final de cuentas la decisión final la tomaba él, para fortuna, alegría y deleite de todos, acepto el trabajo de arte, la campaña, ajustes en los mensajes, pero sí, el concepto nos cambió, por lo que tuvimos que hacer algunas modificaciones. Mi esfuerzo de venta por mantener el concepto original fue convincente pero no lo suficiente, ni modo, así es el mundo de la publicidad, habrá que aflojar en ocasiones y apretar en otras, lo importante es que vendimos una buena campaña, que después publicaremos por estos lados.

Y vivimos felices para siempre.

 

Share This Post :
Tags : , ,

Contenido Relacionado:

Hey, tú!

Puse este botón rojo para mostrar aleatoriamente una idea sin fecha de caducidad. Hay más de 4000 ideas.
¡Buen provecho!

Suscríbete al Newsletter

Escribe tu email:

Enviado por: FeedBurner

¿Buscas agencia de publicidad?

Aquí otro anuncio:

Cuadro de honor

[4][recent][recent][Artículos recientes]

Historial: